lunes, 3 de marzo de 2014

Discurso de Antonio Gala

 Antonio Gala

1930-?. Dramaturgo, poeta y novelista español.

Libros de Antonio Gala
El amor es una amistad con momentos eróticos.
Enviar frase
Más frases sobre: Amor   
Esta sociedad nos da facilidades para hacer el amor, pero no para enamorarnos.
Enviar frase
Más frases sobre: Enamorarse   
La felicidad es darse cuenta que nada es demasiado importante.
Enviar frase
Más frases sobre: Felicidad   
El que no ama siempre tiene razón: es lo único que tiene.
Enviar frase
Más frases sobre: Amar   
La dictadura se presenta acorazada porque ha de vencer. La democracia se presenta desnuda porque ha de convencer.
Enviar frase
Más frases sobre: Democracia   
Los políticos honrados se quitan de en medio cuando cae sobre ellos la sospecha.

Palabras de Antonio Gala

 Antonio Gala

1930-?. Dramaturgo, poeta y novelista español.

Libros de Antonio Gala
El amor es una amistad con momentos eróticos.
Enviar frase
Más frases sobre: Amor   
Esta sociedad nos da facilidades para hacer el amor, pero no para enamorarnos.
Enviar frase
Más frases sobre: Enamorarse   
La felicidad es darse cuenta que nada es demasiado importante.
Enviar frase
Más frases sobre: Felicidad   
El que no ama siempre tiene razón: es lo único que tiene.
Enviar frase
Más frases sobre: Amar   
La dictadura se presenta acorazada porque ha de vencer. La democracia se presenta desnuda porque ha de convencer.
Enviar frase
Más frases sobre: Democracia   
Los políticos honrados se quitan de en medio cuando cae sobre ellos la sospecha.

Discurso de Thomas Fuller

 Thomas Fuller

1610-1661. Clérigo y escritor británico.

Todo es muy difícil antes de ser sencillo.
Enviar frase
Más frases sobre: Sencillez   
La astucia puede tener vestidos, pero a la verdad le gusta ir desnuda.
Enviar frase
Más frases sobre: Verdad   
Es amigo mío aquel que me socorre, no el que me compadece.
Enviar frase
Más frases sobre: Amigos   
El hombre honesto no teme la luz ni la oscuridad.
Enviar frase
Más frases sobre: Honestidad   
El buen arquero no es juzgado por sus flechas, sino por su puntería.